Llevo desde ayer que lei la noticia con un nudo en la garganta, como si hubiese perdido a un ser querido. No se, quizas porque ciertas personas (famosas, jovenes, fuertes, con dinero, destacados en lo que hacen.. ) parecen inmortales o porque la muerte tiende a desaparcer de la mente hasta que pam! Le toca a alguien conocido o alguien cercano. 

Del kobe jugador se podia criticar que se tiraba hasta zapatillas, que tenia un ego tan grande que hizo romper su pareja con shaq que les hubiese dado mas anillos seguramente... Pero su mentalidad ganadora y su talento para jugar a este juego eran mucho mas grandes, tanto que es lo mas parecido a mj que he visto. 

Personalmente lo que mas admiraba de el, es que siendo una superestrella americana, quizas haya sido el mas cercano a los fans. Supongo que nacer y vivir en italia influyo en eso. 

Hoy un poco ya voy asimilando una situación tan compleja de afrontar.

Kobe Bryant fue posiblemente la primera estrella de la NBA a la que pudimos ver nacer en el parquet en directo desde la TV en España. Cuando llegó la NBA con Cerca de las estrellas y los últimos años 80, los Magic, Bird o el propio Jordan aparecieron en imágenes, partidos en diferido y secciones que nos acercaron a la NBA que poco antes había sido, como mucho, un enterarse a vuela pluma de los que ganaban o lograban hitos importantes y casi siempre en prensa escrita como Gigantes, que para mí fue compra obligada durante mucho tiempo desde aquellos finales 80. 

Fue la llegada de Canal+ y las retransmisiones en directo de mediados de los 90 cuando el mundo NBA empezó a sernos más "cercano". Al menos yo lo sentía así. Los partidos en directo, los programas donde se hablaba de los resultados, llegada de internet, de ver resultados en el teletexto... la NBA se acercó definitivamente a España a mediados de los 90 cuando llegaron a la liga la generación de los Kobe Bryant, Tim Duncan, Kevin Garnett, Allen Iverson, Steve Nash, Stephon Marbury y compañía. Esa generación fue la primera a la que vimos nacer, desarrollarse y retirarse en directo y con un seguimiento acorde. 

Fue la primera generación en la que tuvimos en las tiendas sus camisetas de marca Champion, sus zapatillas personalizadas(junto a las de Jordan) actualizadas cada año o cada dos años(ambas cosas recuerdo comprarlas, tanto su camiseta con el 8 como las KB8 2, cuando ya tenía la rodilla machacada e íbamos los amigos a echar pachangas de viernes tarde al salir del trabajo en aquellas canchas que hacían en Madrid encima de los párkings que fueron poblando la arquitectura urbana de la capital a fondo de Caja Madrid o la financiera de turno). La NBA se abrió paso no sólo para los que nos gustaba el baloncesto desde siempre, sino para muchos otros que se animaron precisamente a verlo por su capacidad. Fue la última generación que jugó al baloncesto en la NBA, lo de después ya fue otra cosa, la última generación que atacaba y defendía a tope. Y Kobe Bryant era su Michael Jordan, era su guía, era la estrella más deslumbrante, era la forma moderna de Mike, el jugador a seguir.

Le vimos empezar desde el instituto y le vimos llegar al estrellato. Le vimos convertirse en una máquina de anotar, en un defensor implacable, en un jugador con un carisma y una actitud ganadora pocas veces vista en la competición. Le vimos en ocasiones siendo antipático y enfrentarse a otros jugadores por su incontestable visión del esfuerzo y el trabajo duro. Le vimos en su madurez siendo jordanesco y Cicerone de las nuevas generaciones, que le idolatraban. 

Lamentablemente cuando empezaba a ser un Kobe distinto, tras la retirada, mucho menos áspero, menos ausente con los medios, mucho más cercano en la distancia, se nos ha ido. Creo sinceramente que nos hemos perdido lo mejor de Kobe Bryant, porque fue un magnífico jugador, pero como persona en la experiencia iba a aportar al mundo del baloncesto por sus vivencias y actitud muchísimo más ahora como leyenda y voz autorizada de una manera mucho más cercana de lo que fue a nivel de jugador. Nunca lo sabremos. 

Recuerdo un lema que estaba en la caja de las zapatillas de Adidas que me compré, sería quizá el año 1999, y que rezaba algo como "cree en tí mismo, si no lo haces tú, nadie más lo hará". Nadie como Kobe creía tanto en sus posibilidades y desarrolló su talento a base de trabajar duro y picar piedra. La mayoría de las veces bajo el radar, la mayoría de las veces sin decir ni hacer nada altisonante, simplemente trabajando para ser (todavía) mejor. Por eso es uno de los mejores jugadores exteriores de la historia del baloncesto. Por éso fue una inspiración para tantas personas, de ahí su legado.

Qué duras son estas cosas, porque cuando muere alguien más mayor hasta cierto punto tienes su edad como parapeto ante la pérdida y el dolor. En este caso no hay parapeto. Sólo queda la pérdida. 

Rest in peace Kobe. 

Mi mejor recuerdo de Kobe, aparte de su talante, trabajo y capacidad fuera de discusión, eran las canastas machacando a aro pasado. Nadie las hacía como él. Cuando parecía que iba a machacar, pasaba el aro con la mano y ZAS, mate espectacular.

Muchas más imágenes con tiros a lo Air, pero sobre todo eso que dices, querido @tommyboonen el baloncesto que nos enamoró NBA que nunca desde entonces ha sido como el de aquella época: esos mates donde daba igual el defensor que se le pusiera delante: Yao, Divac o cualquier gigante y no se achantaba. 

Tengo muchísima tristeza encima. Era personalidad pura, buen hacer y un jugador estelar. Un referente en comportamiento en aquella época donde las tánganas y las leches (por no usar una palabra más malsonante que bien entraría por ser el reflejo que lo que se metían) se repartían como panes. 

Fui admirador absoluto de Jordan y lo fui después de Kobe. A pesar que mi camino fue siempre el fútbol, muchas veces me iba a jugar con mi hermano 1-1 e intentaba imitar a Kobe, sempiterno en su juego y su visión. 

Y mucha pena por su hijita, que iba camino de ser un buen referente en la WNBA a poco que saliera al padre. 

Descansen ambos en paz. Lo que voy a decir es una cursilería, pero una estrella más ilumina el cielo desde ayer. 

Excelente jugador al que desgraciadamente no he podido seguir mucho ya que nunca fui abonado de Canal +.

Para mi, los Jordan, Ewing, Wilkins, Drexler, Pippen, Thomas, Webb me marcaron mucho más cuando los veía por TV-2 con los comentarios de Trecet. En definitiva, la generación de Barcelona '92.


Lo que si destaco es que jugó toda su carrera NBA para los Lakers. Hoy en día es impensable esto.

Hay dios mio¡¡¡ mirarlo nuestro lukita hay titular entre tanto monstruo (Harden,Khawai,Doncic,Lebron,Davis MAMA MIA XDD) lo quiero mas que a gente de mi familia¡¡ :3

El doble bloqueo se Wilt Chamberlain con 35 años al Skyhook de Karem Abdul Jabbar

Ambos jugadores son leyendas, han batido multitud de récords y son dos portentos de la naturaleza, pero posiblemente no haya habido otro deportista con las condiciones atléticas de Wilt Chamberlain, el hombre por el que tuvieron que cambiar las reglas de la NBA.

En realidad tuvieron que cambiar las reglas del baloncesto por ambos, porque lo que le hicieron al joven Alcindor en la NCAA podría denominarse directamente racismo. La famosa Alcindor rule. Chamberlain cambió las reglas que quedaban por cambiar de la época de George Mikan para hombres grandes, especialmente el goaltending.

Dos jugadores por regla general infravalorados, principalmente por ser hombres grandes y no tan plásticos como Jordan o Magic. El caso de Chamberlain es curioso porque quizá el problema que tuvo fue el rival. Fue el mejor jugador de su generación pero le tocó vivir los años de Boston ganando anillo tras anillo, el hecho de que como el mismo reconoció no fuera tan competitivo le ha lastrado siempre. Tenía muchas cosas en la cabeza(especialmente las mujeres y la vida fuera de las canchas). No era un adicto a la competición y al deporte como sí lo fueron Rusell, Jordan o Bird, que eran auténticos obsesos del trabajo técnico, físico y táctico. Ese "instinto asesino" Chamberlain no lo tuvo, y quizá por éso no ganó tanto como debió y muchos le consideran un jugador "perdedor", que no hacía ganar a sus equipos, especialmente cuando estaba en su pico y hacía todos esos récords. De hecho su media anotadora baja mucho cuando se compara liga regular y PO.  

Kareem era una auténtica delicia, un jugador trabajador y con destellos técnicos espectaculares. En su caso no está tan valorado porque en el binomio con Magic(y trío con Worthy) el que se llevaba siempre las miradas era Magic por su estilo de juego y por su propia personalidad. Estar tantos años siendo el segundo de a bordo de Earvin le restó quizá un poco de brillantez a su carrera individual pero a cambio le dio muchos campeonatos, una rivalidad única con los Celtics en un periodo tan bonito del baloncesto NBA(que posiblemente no se vuelva a repetir en cuanto a juego, calidad y personajes en disputa) y una carrera muy larga de grandes éxitos. 

Los jugadores interiores casi siempre se llevan un poco ese aura de que son menos vistosos en el juego y por éso se les tiene siempre menos en cuenta a la hora de hablar de listas, ránkings de los mejores, etc. Pero estos dos, Bill Russell, Hakeem, Shaq, Tim Duncan o Karl Malone nunca deberían dejar de estar entre los nombrados entre los mejores de siempre, porque cambiaron el baloncesto, y luego hay otros muchos que estuvieron también a un tremendo nivel como el almirante, Ewing, Cowens, Garnett, Moses Malone, Barkley, McHale... y salvo contadas ocasiones, apenas tiraban triples casi ninguno de ellos, eso cambió con Nowitzki. 

@tommyboonen

Pero estos dos, Bill Russell, Hakeem, Shaq, Tim Duncan o Karl Malone nunca deberían dejar de estar entre los nombrados entre los mejores de siempre, porque cambiaron el baloncesto, y luego hay otros muchos que estuvieron también a un tremendo nivel como el almirante, Ewing, Cowens, Garnett, Moses Malone, Barkley, McHale... y salvo contadas ocasiones, apenas tiraban triples casi ninguno de ellos, eso cambió con Nowitzki. 

... Y añado Olajuwon, menudo artista.

   Comparto tu opinión Tommy, de que a Chamberlain le han pesado sus líos de faldas, si sus otras cifras son ciertas, fornicaba más que entrenaba.

   Creo que Chamberlain pertenece a ese selecto grupo que llegaron hacer en su deporte cosas que posiblemente nunca volvamos a ver. Entre todos sus récords destacan el de 100puntos en un partido y el de promediar 50,4 en una temporada.

   Pero ser el más grande en algo no suele implicar ser el mejor en una carrera, se necesita mucho espíritu de trabajo para prolongarse en el tiempo y ser diferencial en los momentos importantes. En eso, me recuerda a Ronaldo Nazario, capaz de juntar la máxima aceleración, velocidad y técnica en un cuerpo de 1.80m.

   Pero en la NBA, Jordan acabó por promediar más puntos a lo largo de su carrera, Jabbar por hacer más puntos y su coetáneo Bill Russell por dominar la NBA con 11 anillos en 13 temporadas.

   Y en el fútbol, idolatro a Ronaldo Nazario, pero en la historia, Josef Bican es quien lidera la lista goleadora y de promedios, Cristiano y Messi son los que aspiran a liderar las listas del fútbol moderno y en grandes títulos, creo que nadie supera a Gento con 12 ligas y 6 copas de Europa.

   Otro caso similar de grandeza se me ocurre en el boxeo, Mike Tyson no aparece ni entre los 25 mejores boxeadores por estadísticas dada su inestabilidad emocional tras la muerte de su entrenador. Pero esos mamporros que metía puede que dejen más huella que la limpia estadística de Mayweather, o los brutales números de Sugar Ray Robinson. Muchos boxeadores tienen mejores estadísticas que Tyson pero solo Alí, lo supera ampliamente en grandeza. Muhammad Alí, es una rara combinación de jugador leyenda, ídolo carismático y logros deportivos indiscutibles. Por eso, es quizás el deportista más grande.

   Alí tenía la mentalidad y el sacrificio de Nadal, el don de Ronaldo y la oratoria y capacidad de intimidación de Aníbal el cartaginés. Capaz de hacer que el rugido de sus soldados quebrara el hielo que les bloqueaba el paso por los Alpes. En una época en la que las intervenciones son cada vez más aguadas, cutres y simplonas, se echan de menos personajes así.

   ¿Es que no pueden haber bocazas pero de los buenos, no solo la mayoría populista, sino de los que te sorprenden y por los que puedas tener respeto?

Yo no he visto tanta NBA como hubiera querido. pero la verdad es que me ha gustado mas las competiciones Fiba que el campeonato americano.

De la NBA el que más me impresionó fue Karem Abdul Jabbar

Un vídeo corto interesante que habla de las condiciones atléticas de Wilt Chamberlain como las más completas que ha tenido ningún hombre.

Ojo a la carrera que se mete midiendo 2.16m en el 0:53sg


   Len Bias era un joven ídolo destinado a luchar por el trono de Michael Jordan, además fue elegido por los Celtics de Bird que habían ganando la liga ese año.

   Su historia dejó huella en la sociedad, en la lucha contra el mayor problema de los 80.



Estoy viendo por Netflix el documental de M. Jordan "The last dance" y he de decir que es maravilloso. Me he retrotraído 30 años en mi vida, rememorando cada cosa que comentan y, joe, que hay cosas que te emocionan y todo.

Para mí indiscutiblemente es, y será -salvo sorpresas-, el mejor jugador de baloncesto que ha parido el mundo.

No consigo entender que haya gente que compare a MJ32 con Lebron James. Lebron es bueno, pero hay dos cosas que definen a M. Jordan: una, es que él solo ganaba partidos. La 2ª es que me hubiera gustado ver a Lebron en aquella época de la NBA, donde se repartían las hos71As como panes (en el documental sale cómo lo brean en los partidos los Bad Boys de Detroit, los más guarros que jamás he visto en una pista de baloncesto en mi vida). 

Que no me enrollo más para que comentéis si lo habéis visto y qué os parece. A mí después de todo este tiempo me sigue impactando su figura, su porte en la cancha y su mentalidad ganadora.

Yo me hice de Netflix por el documental de los Bulls... no digo más.

A mí el documental me ha gustado mucho, porque además me ha rememorado muchas cosas que viví en su momento, y nos ha dado más información, más imágenes y situaciones que en aquél entonces no nos llegaban a España(bastante que llegaban algunos partidos). 

Pero hay cosas que no me han gustado, en especial el trato que se le ha dado a Jerry Krause desde el principio. Sólo al final Pippen suelta una pincelada positiva, pero todo lo demás ha sido acoso y derribo al arquitecto de un edificio maravilloso. Sin Jordan ese edificio no hubiera podido edificarse, sin duda. Pero Krause ni era tan malo como lo pintan algunos ni tenía tanto ego que usan para justificar el que se enfrentasen con él. Es tan claro que el propio Reinsdorf le utiliza como don tancredo para lavarse las manos él de cualquier problema. La cuestión es que al propio Jordan no podía haber una sombra, por pequeña que fuera, que tapara su ego. Se vio especialmente con la inquina con la que trataron a Kukoc(que por cierto es un poco menospreciado en el documental, parece que Steve Kerr fue más importante que él cuando Kerr fue poco más que un jugador de banquillo), con BJ Armstrong, etc.

Ese es otro de los problemas del documental. Kukoc apenas tiene importancia, pero es que Luc Longley y Ron Harper no existen. Y eran cruciales para el triángulo, especialmente el segundo. Podría esperarme que no apareciera ni rastro de Craig Hodges porque Jordan en su inquina directamente lo eliminó hasta de la liga cuando era uno de los mejores tiradores de la NBA. Pero de éstos dos me parece tremendo porque Harper fue un jugador de la burguesía alta de la competición en su momento, no era una comparsa como Kerr. Yo entiendo que Kerr ahora es una figura muy respetada por su condición de entrenador de moda, pero éso no significa que fuera el cuarto de a bordo o algo por el estilo, siendo, en esos playoffs de "the last dance", el 7º jugador en tiros detrás de Jordan, Pippen, Kukoc, Longley, Harper y el propio Rodman, y casi empatando con Burrell. 

El documental es fantástico pero peca de lo que ha pecado Jordan siempre: de falta de autocrítica de puertas para fuera. Todo ha sido justificado por su "ambición". Todo. Incluso reacciones y actitudes fuera de lugar completamente. Decía hace poco Corbalán que él ha visto grandísimos jugadores con una ambición tremenda, que Jordan es el mejor que ha visto, pero que no por eso tenían que ser como era Jordan. Las palabras de Corbalán fueron de hecho sobre cómo increpaba a sus propios compañeros: "eso es una extravagancia de Jordan, se puede ser una persona normal, si era así efectivamente era un estúpido".

A mí me hubiera gustado que al ser the last dance, hubiera sido más coral. De hecho que Jordan estuviera metido en la producción y edición habla muy a las claras de porqué hay jugadores y personas clave que no han querido aparecer en el documental o que como hemos visto, han desaparecido de una historia en la que también tuvieron su cuota de protagonismo. Pero ha sido muy interesante como no podía ser de otra manera.

Lo que a mí me ha quedado claro es que Jordan ha sido el mejor jugador de baloncesto de la historia y que puede que no haya ningún otro como él, lo mismo que le pasa a Wayne Gretzky en el hockey, 30 años después de su retirada no hay nadie que le llegue ni a la suela aunque algunos quieran encumbrar a jugadores inferiores a su nivel. Lo mismo pasa con Jordan, un jugador único en su especie en un deporte y época únicas. 

No es de extrañar que la NBA se haya convertido en lo que es ahora, especialmente en liga regular, donde todo son estadísticas, nula defensa, risitas, cuidadito no me lesione, tirar a los 8 segundos de posesión o menos, récords vacíos, etc. Jugadores del talante de Jordan ya no existen, y para mí ese es el principal "pero" del legado de Lebron James, que sin duda es uno de los físicos más imponentes de este deporte y un jugador que ha mejorado su cabeza y capacidades para ser mejor en el tiempo, lo que también habla muy bien de él. Una vez se han retirado las bestias competitivas como Michael, pero también como Kobe(QEPD), Garnett, Duncan, Sheed Wallace, Malone... jugadores que no hubieran permitido todas estas estupideces que campan en la NBA actual con auténticos payasos de circo como Harden, Trae Young, Westbrook, y demás cantamañanas de los que algunos están enamorados porque hacen estadísticas vacías y baloncesto para la galería sin competición real. Perfecto para los vídeos de 2 minutos, pero no para nada más, el baloncesto tiene una profundidad mucho mayor que esa mierda. Sólo algunos como Leonard parecen tomarse las cosas en serio. Y el propio Lebron, ojo. 

Me da mucha pena cómo las esencias del deporte ahora mismo están en ligas de segundo nivel, como la Euroliga, donde se ve mucho más baloncesto que en cualquier partido de la NBA aún con jugadores "peores". 

Ver un Bulls-Knicks de liga regular en los 90 era una barbaridad. Había dos tipos de táctica distinta, dos defensas diferentes, dos ataques completamente opuestos, con los Knicks de Riley metiendo bolas abajo a Ewing y Mason, para abrir algunas acciones para sus exteriores(Harper o Starks) mientras el triángulo ofensivo de los Bulls daba quebraderos de cabeza y mucho trabajo de piernas a la defensa de NY porque podía abrir hueco en cualquier parte de la defensa además del hecho de que tuvieras que meter un 2v1 con Jordan en cuanto pudieras.

Ahora un partido entre dos equipos grandes tipo Milwaukee contra Clippers es ver triples y triples o penetraciones a base de pasos de Antetokounpo(el mismo que luego con reglas FIBA HACE EL RIDÍCULO) con el mate de rigor o la faltita para que se vea cómo ha mejorado en los tiros libres(je). 

No puedo estar más de acuerdo con tu comentario @tommyboonen

Lo vivido en aquella época, con tánganas de por medio por piques que el mismo Jordan buscaba con su "trash talk", la ambición del mismo ante cualquier afrenta que hacía que se marcara un objetivo, son bestiales de aquel entonces. Los grupúsculos de jugadores formados en torno a las estrellas para defenderlas de cualquier ataque dentro y fuera de la pista, el "juego sucio", el trato a los mismos compañeros, no dejan precisamente a MJ bien en este aspecto.

Era otro mundo. Era otro basket y era una lucha a muerte con el contrario. Ahora a la mínima se le pita flagrante a criterio de los colegiados. La diferencia de roles en los jugadores: el organizador, el reboteador, el cansino, el anotador, el que recogía la basura... tantos y tantos roles hemos visto en aquella época que era apabullante, y los entrenadores se encargaban de eso precisamente: darles roles en cada partido a nivel individual. Pura pizarra, lucha de egos, ambición, envidias, estrategias dispares.

Y claro, si el documental es sobre Jordan, aclaman a Jordan. Pero hay fases en los que lo señalan de manipulador -que lo fue- o de mal compañero -que también lo fue- todo basándose en el más que manido "R-E-S-P-E-C-T". 

Lo volveré a ver seguro. Hay muchas cosas, datos y demás que se me están escapando porque lo veo en VOSE. Pero a falta de un capi es alucinante, como has dicho, la cantidad de datos y situaciones que se vivieron y que no llegaron aquí porque el basket era minoritario.

Madre mía cómo se ha puesto Zion Williamson en el parón. ¿Dónde están los kilos que tenía de más? Vaya armario empotrado.


@ccartola

Madre mía cómo se ha puesto Zion Williamson en el parón. ¿Dónde están los kilos que tenía de más? Vaya armario empotrado.


Lo ves? pues este otro

se lo va explicar a bien :3


Necesitas estar registrado para participar. Registrarme.