Eden Hazard

Eden Hazard


Nombre

Eden

Apellidos

Hazard

País

Bélgica

Edad

29

Posición

DEL

Dorsal

7

Altura

1,70 m.

Peso

76 kg.


Real Madrid C.F. Real Madrid C.F.

Quien tenia el 7 en el madrid? Supongo que sera fake, de lo contrario estaria corriendo como la polvora. 

Edito, esta corriendo porque ya esta en marca y otra foto diferente

La foto no es un fake,  el 7 lo tenía mariano,  pero en marca viendo la foto que es de la tienda oficial del prat, han llamado para cerciorarse que realmente se está vendiendo la camiseta de hazard, y les han confirmado en la tienda oficial que si que ya está a la venta, dicho esto me parece ridículo que se ponga a la venta una camiseta de un jugador que oficialmente no es nuestro, y si lo es pero solo falta el anuncio oficial no entiendo porque no se hace el comunicado,  no por nada sino porque si está fichado que lo comuniquen como siempre y si no hay comunicado oficial que no pongan la camiseta a la venta. 

@javi_1984

La foto no es un fake,  el 7 lo tenía mariano,  pero en marca viendo la foto que es de la tienda oficial del prat, han llamado para cerciorarse que realmente se está vendiendo la camiseta de hazard, y les han confirmado en la tienda oficial que si que ya está a la venta, dicho esto me parece ridículo que se ponga a la venta una camiseta de un jugador que oficialmente no es nuestro, y si lo es pero solo falta el anuncio oficial no entiendo porque no se hace el comunicado,  no por nada sino porque si está fichado que lo comuniquen como siempre y si no hay comunicado oficial que no pongan la camiseta a la venta. 

Yo empiezo a sospechar que la que llevan de esto en toda la semana (incluido Pedrerol) es parte de una "estrategia" o algo por el estilo, para crear una mayor expectación. Tienen a todos atentos a ver a qué hora por fin es oficial.

Jajaja, esto lo han manejado bien.

Hemos quemado todos el F5 o, en mi caso, la página del móvil desde ayer ya que lo llevaba en el bolsillo y cada minuto la refrescaba.

Había ganas por parte de la gente, jeje: en 15 minutos, 70000 favs o corazoncitos o como se diga, cuando la página Twitter del Madrid, aunque es la que más usuarios registrados tiene del mundo en deporte, no es especialmente activa.

Se hizo de rogar pero por fin es oficial, FI CHA JA ZO, es un top mundial viene en el mejor momento de su carrera por un precio mas que aceptable, el año pasado pedian 200 millones la cifra mas baja que leí fué 160 millones y el jugador con la temporada que hizo a evolucionado, nos va a venir genial su tipo de futbol, creo que vendrá especialmente motivado porque se harto de hacer guiños hacia el madrid no ahora sino desde hace mucho tiempo para zidane es su ojito derecho,  lo aconsejó cuando era prácticamente una promesa y zidane para hazard es su ídolo deportivo así que nunca puedes predecir como va a salir un fichaje pero todo apunta a que éste saldrá bien.

@Leyenda blanca


  Ya tenemos al flipao. :P.

   Cuando Florentino habló de las escalas salariales, en su entrevista en Onda Cero, comentó que Ramos es el más pagado y que cobraría más que el capitán un Maradona.

    Pues llegando en sus mejores años y forzando su salida creo que es candidato a ser el mejor pagado.

Solo hay que comprobar los comentarios que se hacen desde los foros/RRSS de aficionados ingleses para darse cuenta de la magnitud del fichaje que hemos hecho.

Ni James. Desde Bale, alla por el 2013. 6 años. Casi nada.

A nuestro ataque ya le ha cambiado la cara. Solo le faltaría la guinda para volver a ser TOP mundial.

@jul23

Solo hay que comprobar los comentarios que se hacen desde los foros/RRSS de aficionados ingleses para darse cuenta de la magnitud del fichaje que hemos hecho.

Ni James. Desde Bale, alla por el 2013. 6 años. Casi nada.

A nuestro ataque ya le ha cambiado la cara. Solo le faltaría la guinda para volver a ser TOP mundial.

Esto no es más que el inicio de la Summeriana, querido. Es que no ha hecho más que empezar (antes del 1 de julio). Si llevábamos 2-3 desesperantes, esta va a ser ilusionante.

PD: estoy pensando en realizar una conmutación de pena a los amigos del foro solo por la desesperanza que tenían en Tito aka "Florenthanos" con las 6 gemas que va a traer.

Menudo fichaje y hasta que por fin se hizo oficial! Yo creo que Hazard se la va a sacar, es un top mundial y lo necesitábamos. Ahora solo falta la guinda del pastel para volver a tener un ataque de miedo (mbappe) 

@Jimi Jiménez

Hacía muchos años que necesitábamos un jugador desequilibrante en nuestro ataque. 

    Solo con su presencia, el equipo jugará más confiado y unos metros más cerca del área rival. 

   En  general, su llegada mejorará el rendimiento de todos. Tendremos más ocasiones para hacer gol y estaremos menos encerrados cediendo el balón al rival.

Yo siempre suelo destacar la parcela mental en un jugador como parte fundamental para el rendimiento de un futbolista,  casi mas importante que sus dotes futbolísticas,  pienso que es mas facil que un jugador limitado futbolísticamente de el pego o lo haga mas que decente gracias a un nivel mental de concentración de ambición de actitud a que un jugador con buenas dotes futbolísticas destaque siendo un jugador pasota sin ambición  o un cabra perdida, a donde quiero ir con esto, a que hazard tiene dotes futbolísticas increíbles ya está maduro y perdió esa etapa se jugador irregular está en el mejor momento de su carrera y justo en ese momento le llega el reto que tanto esperaba el sueño y la oportunidad que tanto deseaba, su sueño hecho realidad,  motivación ambición ganas y capacidad de demostrar su nivel van a ser inmensas, por eso entre otras cosas pienso que puede dar un nivel buenisimo.

A 9 de junio y ya hemos hecho tres fichajes, siendo este uno que nos sube el nivel de nuestro ataco uno o dos escalones. A ver si apuntalamos el lateral izquierdo y el centro del campo antes de que empiece la pretemporada.

http://www.ecosdelbalon.com/2019/06/eden-hazard-la-antorcha-humana/

Eden Hazard, la antorcha humana

Las dos primeras incorporaciones del Real Madrid en este mercado veraniego vuelven a exponer la magnitud de lo perdido desde la consecución de la decimotercera Copa de Europa. Meses después de levantarla, la jerarquía del Real Madrid descendió en ascensor, de golpe y porrazo, y son sus dos primeros fichajes para esta temporada los que están llamados a cubrir las necesidades que el jugador más reforzado de la temporada, Karim Benzema, y toda la estructura humana y táctica del conjunto blanco, demandan en estos momentos. Tras la firma de Luka Jovic, el Real Madrid ha encomendado su ataque a la figura de Eden Hazard, el nuevo faro de Zinedine Zidane. Un producto completado, que ha ido pasando por todos los estadios hasta llegar a ser quien estaba llamado a ser. El belga aterriza en el Santiago Bernabéu para liderar futbolísticamente un proyecto que venía reclamando a gritos buena parte de lo que representa el ex del Chelsea: la luz que alumbre y regenere el sistema blanco. Una referencia continental y un factor desequilibrante que desmienta la sensación de que el último tercio se convirtió en un campo de minas donde nadie se atrevía a cambiar de ritmo.

Hazard representa un movimiento que repercute de manera directa en las carencias del ataque madridista

El contexto en el que se ha movido el Real Madrid ha sido especialmente gráfico y rápido de detectar por multitud de circunstancias pero sobre todo por el periodo de tiempo comprendido entre reconocer y sentir la perdida de Cristiano Ronaldo, del todo insalvable, la consecuente orfandad que el sistema hallaba en toda la parcela anotadora y rematadora, y sobre todo, la aparición de Vinicius Jr., un chico jovencísimo, cuya verticalidad e inconsciencia por no haber vivido desde dentro el deterioro colectivo le hicieron acreedor de un papel que no le correspondía pero que sacudió los entresijos, inmovilizados, para aclarar el panorama que finalmente se daría en verano. La pescadilla se mordió la cola durante toda la temporada, sin saber dónde estuvo el origen de una situación que llevó a jugadores agresivos y con capacidad rematadora obligarse a compensar, juntos y por separado, el vacío existente en materia goleadora y de desequilibrio, paralizando la iniciativa de cada uno de ellos y abriendo la puerta a la oportunidad de la directiva de fichar un Vinicius… pero más consistente. Porque la necesidad no sólo dependía de una chispa inicial sino de una garantía y fiabilidad de primer nivel: jugador con personalidad formada, evolución futbolística en el tiempo y desafíos, de toda índole, asumidos.

Avanzado así el contexto, de manera breve, que llevó a pensar en el belga, es importante comenzar por lo que bien podría ser el desenlace del texto y también la última etapa de la progresión de Eden Hazard, que no es otro concepto que el de su consistencia como jugador, una virtud seguramente menos atractiva que otras, y seguramente más secundaria que las diversas capacidades de extraordinario valor técnico y futbolístico que describen al belga. Sin embargo, catalogar con esa etiqueta, la de consistente, a alguien que nació y dejará huella por su inequívoca insistencia en desbordar, arriesgar, superar defensas y sentir el vértigo, aumenta la relevancia del rasgo hasta ser considerado un signo de máxima calidad. Eden Hazard es pura estabilidad, un futbolista que pierde muchos menos balones de los que perdería cualquier miembro de su estirpe regateadora, y que nunca frivoliza en sus contactos con el balón. Dentro de un partido, entre la acción uno y la acción dos de Hazard, o entre el octavo contacto y el noveno, el equipo que cuenta con Eden está mucho más cerca de alcanzar tanto la continuidad en el juego como la creación de un gol.

El belga ha ido creciendo en responsabilidades y sobre todo en consistencia y continuidad

La importancia de comenzar por dicho concepto permite al Real Madrid estrechar mucho los tiempos competitivos de un proyecto que tiene que reactivar muchas piezas, que no tiene tiempo en su día a día para crecer sin ganar y que además ansía recuperar un ritmo ofensivo alto mientras recupera el autoestima de jugar, nuevamente, con la confianza de saber que en su fase ofensiva no van a faltar ideas ni conceptos, recuperados además por una individualidad de primer nivel mundial. Para llegar hasta aquí, Eden Hazard ha ido quemando etapas, las que ha de quemar todo crack en este siglo, para interpretar matices del juego, activar zonas del campo y roles en el sistema que van desde la mayor participación hasta una mayor sensibilidad en sus movimientos sin balón, sobre todo acercándose a él o dándole una vía de escape. A pesar de ser un crack de balón al pie, su evolución invita a comprender el crecimiento experimentado y lo preparado que llega en cuanto a la capacidad para administrar la libertad posicional concedida de la que ha gozado en el Chelsea los tres últimos años.

A partir de la llegada del italiano Antonio Conte, y de la madurez que ha adquirido la selección belga, partiendo de Wilmots para llegar a Roberto Martínez, Eden Hazard dio el paso definitivo que se advertía en su potencial currículum posicional y táctico. Antes de vestirse de azul, Hazard capitaneó un Lille campeón desde el costado. Como un extremo moderno, a pie cambiado, con una conducción innata y una cintura de carbono, Hazard se abría en la banda, trazaba sus jugadas y cuando finalizaba estas, recuperaba posición, liberado defensivamente, sí, pero volviendo a la banda para respetar su rol y su posición. Inmaduro y todavía incipiente, su fútbol no estaba preparado para administrar la mediapunta, necesitando ver el juego de cara para simplificar lo que por tiempos no podía interpretar, el juego en sí mismo. Mismamente, en el Chelsea, desde que debutó en la Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid, el campeón contaba con algunos futbolistas que saturaban el tráfico en el carril central. Hazard era muy joven y tenía que esperar lo que la madurez le concedería.

Fue con el técnico de Lecce cuando, de la mano de un sistema que era método, el de los tres centrales y dos carrileros, enemigos de la figura del extremo siendo elementos de difícil convivencia, Hazard pasó a ocupar la mediapunta. Tenía espacios para atacar, no le rodeaban permanentemente numerosos defensores y su entrenador reaccionaba con una retirada hacia la trinchera con marcador a favor para fomentar la velocidad y amenaza de sus delanteros. Compartiendo el entre líneas con Pedro y Willian, el belga ya no partía de la banda ni se circunscribía al regate, sino al eslalon, el movimiento en apoyo y el espacio interior. Experimentando qué se siente recibiendo dentro y orientando los ataques, Hazard ganó radio de acción, libertad posicional y participación en el juego, o al menos en la zona de mayor relevancia táctica. Paso a paso, aunque su fútbol sigue cobrando sentido en el pico del área, también abarca el interior del triángulo de centrocampistas para recoger la pelota y desatascar la jugada invirtiendo las atenciones y atrayendo las marcas.

Su gran déficit, su agresividad sin balón buscando zonas de remate

En ese viaje interior que comparten buena parte de los jugadores, Eden encontró el camino para ser el mejor jugador posible. Además de su evolución, pasó a lesionarse menos y a sumar una regularidad y constancia en el juego, bien concretada en la mencionada consistencia que sin embargo debe ir aparejada en el análisis con el único salto no dado por Hazard siempre y cuando quiera inferirse en él a un potencial y consumado goleador. La productividad de Hazard descubre una parcela algo más ciega que tiene que ver con las cifras y la zona de castigo. El belga no ha pasado, en sus siete temporadas como blue, de los dieciséis goles en Liga, números realmente estimables para un segundo punta, aunque algo escueta para su definitiva explosión. Bien entendido, la cifra no desmerece, pero su rol en el sistema blanco deberá, ni más ni menos, que ser de la misma altura que representó en el Chelsea, esto es, un facilitador del juego, un amante del desborde y la creatividad regateadora que supere defensores y abra portones mientras junta al equipo y le entrega ventajas individuales constantes. En su debe como jugador total seguramente esté el déficit que encuentra a la hora de atacar sin balón. Los movimientos sin pelota de Eden Hazard hacia portería no son especialmente continuos o productivos. La mayoría de ellos guardan un aviso de tormenta, pues suelen darse cuando él quiere cambiar las cosas: viene en apoyo, recoge la pelota y enfila hacia portería, pero precisamente por encontrar un don asombroso en esas arrancadas, ha quedado algo desguarnecida su labor como rematador.

Por penúltimo, está por descubrirse cómo se comportará Hazard a nivel estrella, pues la diferencia de trascendencia y ascendencia que existe entre el Chelsea y el Real Madrid, rival de Leo Messi y con la exigencia ya sabida, es de un par de escalones. Y ahí, el belga es un auténtico ‘ganapartidos’ cuando la pelota quema. No se cuentan casi perfiles que alteren tanto el sistema nervioso del rival en tramos finales cuando Hazard agarra la pelota al borde de la frontal o en aclarado. Su velocidad de ejecución en pocos metros y su talento para fintar y escurrirse, en el espacio más minúsculo, embotellan al rival y aumentan el poder intimidatorio de Zinedine Zidane. Si el Real Madrid logra, a través de Luka Jovic, Karim Benzema, otras incorporaciones, y/o el renacimiento de piezas que ya estaban como consecuencia de la savia recién llegada, recuperar por sistema los patrones de ataque de los que ha carecido, no deberá preocuparse por el único gran parámetro en el que Hazard puede mejorar, sobre todo porque el belga será principal culpable de que el Madrid active todos los mecanismos previos al gol. La planificación merengue, y el fichaje de Hazard, atacan directamente a la falta de iniciativa, desborde, energía y precipitación sostenida que echaba en falta una plantilla que lo ha ganado todo pero que competía erosionada por no encontrar relevo, estímulo y vigencia. Un fichaje que ya actúa de símbolo: la antorcha de un pebetero necesitado de calor.

   Roberto Martínez sobre Hazard ha dicho algo como que el mundial se ha demostrado que hay que mirar la esencia de lo que se hace en el campo, que hay jugadores que se hacen muy famosos pero que Hazard combina talento con respeto por la estructura de equipo.

   

Necesitas estar registrado para participar. Registrarme.