El partido de Francia ha sido de lo peorcito de su generación, es comprensible dadas las fechas frente a una organizada Turquía, pero en estas situaciones se puede observar quien es fiable en cualquier situación y quien sufre a las malas.

    Griezmann ha vuelto a desaparecer, como no lo tenga ya todo firmado el Barcelona exige descuento.

    Mbappé ha estado desaparecido todo el partido, se lo tiene demasiado subido desde que ganó el mundial como si fuese obra suya. Sus caras eran de que la cosa no iba con él. Para mí, le falta mucho para estar entre los grandes, se cree el mejor en una liga desigual donde tiene espacios para correr.

   Pogba ha demostrado que cuando el partido está espeso él es capaz de echarle más harina a la masa. Nunca se ofrece al espacio y luego quiere hacer goles porque menosprecia una labor más estática como pivote. Si le fichamos, tendremos un equipo previsible que siempre jugará por las bandas, muy de Zidane.

   Varane ha vuelto a mostrar horchata en las venas, no tirará nunca del equipo como un líder pero al menos ha sabido leer su falta de confianza y se ha mostrado sencillo en la salida de balón.

   Mendy ha mostrado ser un seguro en la banda, tanto para llegar y asociarse como para tapar el ataque rival, sería un gran fichaje si no tiene problemas con su cadera.

....

    En resumen, queda confirmado que el líder de esta Francia no era Pogba, ni Griezmann, ni Varane. Todos ellos brillaban cuando estaba Kanté en el campo, atacando los espacios y mostrándose imperioso en la recuperación.

   

Necesitas estar registrado para participar. Registrarme.