@ccartola
Para todo el mundo hay un libro. El problema es encontrarlo... 


Xacto, y nunca se puede obligar a nadie a leer un libro, porque entonces odiará ese libro y no leerá nunca. Es un error muy común en las escuelas e institutos, aunque aquí entra el mangoneo y chanchulleo que hay entre institutos, colegios y editoriales que no piensan ni un momento en los chavales y en lo que les gusta o no.


@Lobo


Xacto, y nunca se puede obligar a nadie a leer un libro, porque entonces odiará ese libro y no leerá nunca. Es un error muy común en las escuelas e institutos, aunque aquí entra el mangoneo y chanchulleo que hay entre institutos, colegios y editoriales que no piensan ni un momento en los chavales y en lo que les gusta o no.


En eso perdona que te rectifique, no es así.

Se intenta que sea una lectura amena, o cuanto menos imprescindible dentro de la Historia de la Literatura, pues la mayoría de los exámenes de Selectividad serán de esos autores. Es como la Filosofía. 

Pero la tendencia es más encontrar libros que se sabe que a cierta edad gustan en general. 

@Lobo

Es uno de los mejores libros que existe para introducirse en la historia de Roma, perooo... te obligaron a leerlo. Eso nunca debe hacerse. Es un gran error. No se puede leer libros por obligación. Si lees, que sea porque te gusta.

Yo tengo toda la colección de Mortadelo excepto los diez o doce últimos, que ya me aburren. Ibañez, que es un abuelito, ha perdido su gracia y frescura y se repite como el ajo en patatas a lo pobre. Asterix es una obra maestra, pero la etapa clásica. Los nuevos albúmes con nuevos autores no han sabido captar su genialidad. Tintín nunca me gustó, fijate. Otros de los cómics de humor que me encanta es Superlopez, toma ya, los primeros veinticinco números son una obra maestra. Pero si de obras maestras del humor y la aventura hablamos, te recomiendo Johan y Pirluit de Peyo.

pues sí, también me obligaron en en instituto a leerme el relato de un naufrago de gabriel garcía marquez y tres sombreros de copa(esto es una obra de teatro) de miguel mihura y me encantaron., por otro lado intenté leerme por mi cuanta el señor de los anillos(antes de las películas) y el nombre de la rosa(la película me encantó) de humberto eco y no fui capaz, con el señor de los anillos demasiados personajes demasiados lugares desconocidos, yo ya me perdía, no sabía ni cuantos iban ni por donde iban y con el nombre de la rosa me aburría que dos páginas describían una habitación, con lo cual los dejé, a mi me gustan libros dinámicos, con mucha acción.

había unos libros de pequeño muy divertidos, eran de elige tu propía aventura que proponían al lector hacer acciones y te ibas a determinadas páginas del libro según la acción, y tenían diferentes finales, unos muy buenos y otros muy malos, según las opciones que tu eligieses, eran muy entretenidos

Al hilo de esto, yo sí soy partidario de que en colegios e institutos les marquen pautas de qué deben leer. Si no les gusta, pues oye, mala suerte. Pero es la forma de que abran los ojos a lecturas que de otro modo no descubrirían. 

Por supuesto, los padres también pueden ayudar a los hijos a leer libros que nos gustaron (ahora hay un revival de Enyd Blyton y la historias de "Los cinco", por ejemplo), y los clásicos tipo El principito, La historia interminable, etc. 

Pero vamos, que las tablets, teléfonos, consolas y objetos de consumo rápido tampoco ayudan a fomentar la lectura. 

Necesitas estar registrado para participar. Registrarme.