Theo Hernández

Theo Hernández


Nombre

Theo

Apellidos

François Bernard Hernández

País

Francia

Edad

22

Posición

DEF

Dorsal

Altura

1,84 m.

Peso

69 kg.


AC Milano AC Milano

http://www.realmadrid.com/noticias/2017/07/comunicado-oficial-theo-hernandez

El Real Madrid C. F. y el Atlético de Madrid han acordado el traspaso del jugador Theo Hernández, que queda vinculado al club durante las próximas seis temporadas.

El jugador será presentado el próximo lunes 10 de julio, a las 19:30 h, en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu, tras someterse al correspondiente reconocimiento médico. 

Posteriormente, Theo Hernández pisará por primera vez el césped del Santiago Bernabéu con la camiseta del Real Madrid y atenderá a los medios de comunicación en la sala de prensa.

Fichajazo, me parece que tiene un potencial tremendo, un buen físico para el puesto y por supuesto muchísimas ganas de estar aquí.

Me gusta tener un lateral ofensivo y otro más defensivo, pero viendo el mercado, es un movimiento fantástico. 

http://www.ecosdelbalon.com/2017/07/analisis-tactico-fichaje-theo-hernandez-real-madrid/#.WV59W31XoHY.twitter

THEO HERNÁNDEZ EN CLAVE REAL MADRID


Theo Hernández irrumpió en la actualidad del fútbol español con la misma fuerza que exhibe subiendo la banda izquierda incontables veces en un envite. Sus llamativas características generaron expectación y el encaje de estas en el sistema del Deportivo Alavés de Mauricio Pellegrino evidenció que tenían uso práctico, que la promesa era de verdad. Sin duda, puede afirmarse que su debut en la élite, como debut en la élite, resultó sobresaliente. Por ello ha fichado por el Real Madrid, el club que ha ganado tres de las últimas cuatro Champions Leagues celebradas. Desde este instante, hay que mirarle con otros ojos. A sus 19 años, ¿está preparado Theo Hernández para completar el plantel de Zizou? ¿Podría cubrir con garantías una eventual baja de Marcelo? ¿Tiene potencial para, algún día, heredar su rango y posición?

Evaluando su nivel actual desde el prisma que exige un Real Madrid, conviene rescatar una frase de su propio ex-entrenador: Marcos Llorente ya está listo para competir en el Bernabéu. Theo, no tanto”. Empezando por la defensa, sufre de cierta tendencia al despiste y de algunos problemas para sostener los unos contra uno frente a los extremos más hábiles, quizá debido a que su centro de gravedad es bastante alto para tratarse de un lateral izquierdo. Además, no consigue controlar su ímpetu, le cuesta asumir que su velocidad y su potencia no son la solución definitiva a todos los desafíos, lo cual le hace frecuentar el fallo cuando toca contemporizar en el área. Aparte, en ataque, donde en teoría reside su extra, se muestra irregular en el toque, completando partidos algo decepcionantes; y lo preocupante, tiende a adolecer de cierta falta de iniciativa. Hasta jugando en Mendizorroza, ha habido situaciones en las que se le invitaba a intentarlo, a encarar, a erigirse en el motor ofensivo del conjunto, y el chico no se atrevió. Nada como para objetarle en demasía a un adolescente recién llegado a Primera, pero sí son temas a valorar en un futbolista que, eventualmente, y de repente, podría ser titular en los partidos más calientes del año. Eso, hablando de su ahora. En cuanto a potencial, es un cañón. Y en el Real, encaja.

Theo es hoy un defensor precipitado, lo que le ha costado 13 amarillas y dos expulsiones en la 2016/17.

En términos tácticos, es una incorporación interesante para Zidane porque le ofrece registros muy diferentes a los de su lateral izquierdo titular. De hecho, para Theo sería una buena hoja de ruta incidir justo en esa diferenciación y enfocarse, por ejemplo, en ser un plus defensivo con respecto a Marcelo. De la misma forma que se le ha achacado irregularidad, desconcentración y bastante descontrol -en definitiva, inmadurez-, el francés ha desplegado atributos que denotan un margen de mejora incluso para soñar. Su capacidad de recuperación es brutal para su tamaño, pudiendo rectificar su posición dos o tres veces por jugada en caso de ser driblado, y muestra instinto tanto para hacer valer su cuerpo en el espacio como para la anticipación. Si Theo centra su interés en transformarse en una fortaleza atrás, tanto su hoy como su mañana de blanco aumentarían la expectativa. Para Sergio Ramos, contar con un hombre que esté ahí -que es algo que Marcelo no siempre garantiza-, ya supondría una novedad. Y se insiste, tan cierto es que Theo no es ahora mismo un sostén fiable atrás como que atesora facultades para acabar evolucionando hacia central de los que domina. Como valor potencial, parece posible que albergue un techo más ambicioso como factor defensivo que como factor ofensivo. A años vista, eso sí.

Potencialmente, como defensor lo tiene casi todo. Como atacante, le falta regate para crear sin espacio.

En el momento de su firma, obvio, sí está más preparado para rendir en ataque, aunque no porque esté más pulido en dicho ámbito, por mucho que sus acciones más famosas sean excitantes. Los motivos que le llevan a ser desde ya un buen recurso con balón para Zidane parten de que sus singulares dotes ofensivas cuadran bien en el sector izquierdo de los merengues. Al menos, si estos hacen algún ajuste.

El Madrid ha convivido durante un lustro con el condicionamiento de que su extremo izquierdo nominal -Ronaldo- cada vez ejercía menos de extremo. A la par, su lateral más utilizado -Marcelo- responde a un biotipo único (Marcelo es “un Marcelo”) que apenas se vincula a la profundidad táctica, a la llegada por sorpresa, sino que prepondera las zonas interiores –dibujando su arquetípica diagonal– y recibir la pelota al pie. Es decir, el dibujo del Madrid padecía de un poco de cojera porque nadie abría por defecto su sector zurdo. En un inicio, Di María, James e Isco como interiores compensaron este asterisco con su inercia hacia caer a zona de “11” clásico, pero con la consolidación del triángulo de centrocampistas compuesto por Casemiro, Modric y Kroos, el atajo se esfumó, pues el alemán carece de esa costumbre.

El remedio empleado por Zidane fue, durante el ataque posicional, atar a Kroos en un sitio abierto hacia el costado que, si bien no convalidaba con el de extremo -se paraba mucho más atrás-, sí daba excusa a Marcelo para subir y hacer de extremo posicional. La eficacia ofensiva fue un poco irregular y el peaje defensivo se hizo costoso en más de una ocasión, pero en parte, se mitigó el desequilibrio. Más si cabe con Isco entrando en el once como mediapunta, en lo que fue una inyección de vida para aquel sector a muchos niveles: él mismo se desplazaba con frecuencia, él propiciaba un aumento en la porcentaje de posesión que daba más tiempo a Marcelo para subir y, además, activaba la cobertura a Kroos cuando este se descolgaba. El funcionamiento de los mecanismos no era de precisión cirujana, si bien, cuando estaban en su tope mental, los implicados derrochaban tal calidad que lograban una estabilidad relativa.

Zidane tiene piezas para crear un sistema donde el “3” reciba en movimiento. Ahí, Theo se revalorizaría.

De mantenerse ese sistema irregular, Theo sí sufrirá, ya que una de las contraprestaciones consistía en que Marcelo y Carvajal recibían, a menudo, abiertos como extremos y sin nadie que les apoyara, lo cual forzaba a ambos laterales a generar ventajas por sí mismos a partir del toque o, sobre todo, el regate. Y la nueva promesa blanca, con espacio, suma mucho, pero tentado a desequilibrar en parado mediante su técnica… no. Dicho esto, lo normal será que Zidane no le pida que cree por sí mismo. Lo lógico sería que lo integrase en un juego más afín a él.

Lo que irá a sumarle Theo será sencillez en aquellos días en los que no coincidan Kroos e Isco o en los que la concentración de los merengues no sea la adecuada para dominar rutinas complejas. La razón, que él por sí mismo sí sabe rellenar la banda izquierda entera desde la sorpresa, llegando al hueco libre. Como se apunta, no ha presentado la voracidad de hombres como Mendy o Jordi Alba, pero aunque el Bernabéu intimide y amenace con cohibirle, competir en un equipo tan ofensivo, con tanta presencia en campo contrario, y que le dejaría un aclarado tremendo en el que atacaría espacios libres y nunca en inferioridad numérica contra los defensores… puede impulsarle a asumir más responsabilidad. Porque además, su capacidad de retorno es magnífica: se cuentan con los dedos de una mano los atacantes a los que Theo Hernández no pillaría con facilidad corriendo hacia su portería en una transición defensiva.

Theo llega tras Roberto Carlos y Marcelo, pero para asentarse en el Real, deberá defender más que estos.

En definitiva, las principales virtudes de Theo Hernández -velocidad y potencia- se sitúan tan, tan por encima del promedio que constituyen una promesa con la que es muy lógico dejar volar la imaginación. Existen muy pocos proyectos que insinúen desde tan pronto un posible dominio como él lo ha hecho desde su debut en Primera División. No obstante, se trata de un futbolista tan inacabado que ni siquiera queda claro hacia dónde evolucionará su repertorio. Su parecido visual al primigenio Gareth Bale del Southampton y el Tottenham propició que se le imaginara en posiciones adelantadas como sucedió con la estrella de Gales, pero al contrario que a esta, no se le atisba ni un nivel técnico excelso ni un control sobre sí mismo para instalarse en zona saturada. Theo, sin espacios, sí apunta a ahogarse de verdad. Pero como cohete teledirigido desde el lateral, sus limitaciones son corregibles. Luego, el extra: si la competencia con Marcelo y el pragmatismo de Zidane le consciencian y le motivan para desarrollar todo el potencial defensivo que encierra, su techo se dispararía. Será justo eso, su apuntalamiento como defensor y la recepción emocional que muestre hacia ello, lo que determine la fiabilidad a corto plazo del chico y si el Madrid, como anhela, ha vuelto a fichar, como con Roberto Carlos primero y su actual segundo capitán después, un jugador referencial para la próxima década. El listón está muy alto.

Vaya tela, las ruedas de prensa no son lo suyo. Eso sí, "es el mejor equipo del mundo" y "los mejores jugadores del mundo" lo ha dicho hasta cuando no tocaba.


Tiene un carácter peculiar.

@Gordo:

Vaya tela, las ruedas de prensa no son lo suyo. Eso sí, "es el mejor equipo del mundo" y "los mejores jugadores del mundo" lo ha dicho hasta cuando no tocaba.


Tiene un carácter peculiar.

No ha jugado ni un minuto y ya le hateas

@tonimaister:

@Gordo:

Vaya tela, las ruedas de prensa no son lo suyo. Eso sí, "es el mejor equipo del mundo" y "los mejores jugadores del mundo" lo ha dicho hasta cuando no tocaba.


Tiene un carácter peculiar.

No ha jugado ni un minuto y ya le hateas
Para nada, me gustan los fichajes que se están haciendo. Pero parece muy lerdo, según he leído estaba algo presionado para que no metiera la pata trolleando al atleti y cosas así.

@Gordo:

@tonimaister:

@Gordo:

Vaya tela, las ruedas de prensa no son lo suyo. Eso sí, "es el mejor equipo del mundo" y "los mejores jugadores del mundo" lo ha dicho hasta cuando no tocaba.


Tiene un carácter peculiar.

No ha jugado ni un minuto y ya le hateas
Para nada, me gustan los fichajes que se están haciendo. Pero parece muy lerdo, según he leído estaba algo presionado para que no metiera la pata trolleando al atleti y cosas así.
Muy listo, después de lo del tigre, no parece. Pero tampoco os hace falta que sean listos, va en la media de los últimos años.

No quiero ser muy pesimista, pero lo poco que he visto de él hasta ahora con la camiseta blanca no me inspira demasiada confianza, presentación incluída.

@JuancaEscudero

Yo le veo ganas y mucho atrevimiento, pero todavía es pronto.

Sí, es muy pronto para juzgarlo, tan solo son sensaciones, pero de momento tiene una cara de Danilo que no puede con ella.

Lo poco que se le ha visto, se le ha visto muy nervioso. Yo espero que se vaya tranquilizando, y vaya mejorando. Pero supongo que le convendrá más jugar fuera de casa que en el Bernabéu, que ya sabemos de la inclemencia y poca paciencia del público. 

Es pura potencia y sufre cuando estamos estáticos, tiene que aprender a jugar. Es como tener un Lamborghini e ir pisando acelerador/freno sin ningún tacto, a trompicones. Falta muuuuucho por pulir. Lo que más me preocupa es el contraste con Marcelo que es pura técnica exquisita, y Theo no parece ir sobrado de eso. Aún así tiene las cualidades para crecer en muchos otros aspectos. Es fácil, "solo" hay que enseñarle a defender bien y a atacar en estático y ya tendremos un gran lateral.

Lo bueno es que va a tener minutos de sobra esta temporada para demostrar que se va haciendo a la situación. Yo creo que le ha sobrepasado todo de primeras pero el ambiente que tiene es perfecto para que vaya cogiendo confianza.


PD. De acuerdo con jimi en la comparación con Danilo en cuanto a sensaciones generales en los primeros partidos, pero no tan "graves", al menos de primeras a Danilo ya se le veían unas costuras que Theo no me parece que esté enseñando. Más plano, sin destacar, acojonado, pero tampoco con errores de bulto

A ver, no creo que vaya a ser titular nunca la verdad, me parece un buen jugador y para el futuro, pero es que comprandolo con Marcelo siempre va a ser peor, menos en defensa claro. Pero es tan joven que vete a saber que va a pasar.

Yo si le veo potencial, marcelo se pierde muchos partidos y va a tener su oportunidad, ya con continuidad puede ser un fichajazo.

Que verde se le vé.

Hoy hemos tenido la primera ocasión de verle en acción en un partido oficial y la percepción es que le falta mucho para ser un jugador titular en el Real Madrid. Con Marcelo en la banda, además, se estorbaban mutuamente.

Centra mejor de lo que se le ha visto hoy, pero, con esta plantilla, esos centros no van a tener rematador salvo Cristiano.

Además, tenía la impresión de que era mucho más explosivo. Su arrancada con el Alaves me recordaba a la de Bale. Pero hoy apenas he visto mejora respecto a la leyenda Fabio Pitillos C.

No estoy de acuerdo, jul23.  Theo hace un trabajo bastante aceptable bajo mi punto de vista. Defensivamente está a años luz de Marcelo, cosa que tampoco es dificil ya lo sé. Ofensivamente lo tuvo muy dificil hoy porque Marcelo no entendió para nada lo que tenia que hacer, jugaba a "medio-lateral-izquierdo" estorbando a Theo constantemente. 

Es verdad que Theo no ha estado del todo bien, pero como dice juls, los centros no tenían rematador. 

Además, es injusto criticar su desempeño cuando tanto él como Marcelo no sabían dónde ubicarse. 

Ahora, forzosamente, sí que tendrá una oportunidad de enseñarnos cositas, veremos cuántos partidos le caen a Marcelo. 

A mí de momento no me dice mucho salvo su potencia. Habrá que tener paciencia, acaba de llegar y es joven, pero vamos, que esperaba algo más.

Esque ha jugado un partido de extremo y otro con Marcelo por delante. Los centros son una tarea pendiente que debe mejorar y mucho.

Me gustaría verlo de extremo a banda cambiada como recurso puntual. Con esa potencia y el disparo que tiene, puede ser aportar cosas interesantes desde ahí. 

Necesitas estar registrado para participar. Registrarme.